Capítulo 6

Desde aquel beso, Siwon y Rella habían mantenido una relación amorosa, aunque no era muy diferente a su amistad, sólo que ahora podían darse un beso de vez en cuando y tomarse de la mano al caminar por los hermosos jardines del castillo. Siwon no podía con la felicidad de tener a su princesa a su lado correspondiendo sus sentimientos. Heechul también estaba feliz, pero se deprimía constantemente por el hecho de que Siwon amaba a Rella, pero no a Heechul. ¿Por qué tenía que ser todo tan difícil?.

Habían pasado ya unas semanas. Kyuhyun se encontraba en su habitación separando sus trajes de los miles trajes rosa del conejo. No tenía nada que hacer, así que ordenaba un poco su habitación. No era necesario, ya que las sirvientas se encargaban de eso, pero esta vez decidió dejarlas descansar un rato. El conejo les había dado mucho trabajo a las pobres chicas de servicio, tenía muchas cosas y era muy desordenado, a diferencia de Kyu, que prefería tener sólo lo necesario y mantenerlo todo en su lugar. Fijó su mirada en la puerta al oír que alguien entraba.

-   Kyu, Rella me ha dicho que mañana ¡Vienen sus hermanos! ¡¿No es genial?!

-   Si tú lo dices – dijo volviendo a lo que estaba haciendo

-   Dijo que seguramente me llevaré bien con Wookie y Dongie – dijo acostándose con una sonrisa

-   ¿Quiénes? – dijo Kyu dejando de ordenar y viéndolo con curiosidad

-   Bueno, Ryeowook y Donghae. Pero como se comportan como niños les dicen así ^^ Rella dice que son perfectos para mí *----*! ¡Mis almas gemelas!

-   ¿Ah, sí? – dijo frunciendo el ceño – Pues dile a Rella que deje de decir tonterías porque tu alma gemela soy YO – dijo señalándose a sí mismo

-   ¿Tú?

-   Sí, Yo.

Kyuhyun se montó lentamente en la cama y se puso encima de Sungmin, quien lo rodeó con sus piernas y puso sus brazos en su cuello. Sus rostros estaban muy cerca.

-   ¿No es verdad, Sungmin? – susurró Kyu seductoramente

-   Mmm… No lo sé… - fingiendo duda

-   Ah, ¿No lo sabes? – Kyu metió la mano debajo de la camisa de Sungmin y empezó a pellizcar uno de sus pezones mientras besaba su cuello - ¿Qué piensas ahora?

-   No estoy seguro aún… - dijo Sungmin con una sonrisa traviesa provocando que Kyu subiera a su oreja y metiera su lengua en aquella cavidad, logrando sacarle un gemido de placer al sentir la calidez del aliento de Kyu.

Kyuhyun bajó su mano hacia el pantalón de Min desabrochándolo y metiendo su mano bajo el bóxer rosa masajeando el miembro ajeno. De inmediato comenzó una lucha de besos apasionados y de quién quita la ropa del otro más rápido. Una vez sin la molesta tela entre ellos, las manos del menor comenzaron a recorrer ese cuerpo bien conocido, haciendo gemir al otro con locura. Kyu posicionó a Sungmin debajo de él dándole la espalda y total acceso a su entrada, así que comenzó a rozarla con su miembro erecto, pero sin penetrar. Así duró unos segundos hasta que Min comenzó a desesperarse.

-   Kyu, déjate de rodeos y hazlo ya – le dijo demandante

-   Mmm… quizás debería esperar a que vengan tus almas gemelas ¿No, Min? – respondió con sarcasmo

-   Deja la celosía y HAZ – LO! – Sungmin vio que de esa manera no conseguiría nada – Por favor bebé, yo sé que te mueres de ganas ¿Acaso no quieres? – Era verdad, Kyu se moría de ganas y le costaba muchísimo aguantarse, pero era demasiado orgulloso y no iba a permitir que Min consiguiera lo que quería tan fácilmente después de hablar así de otros chicos

-   Entonces di que yo soy el mejor ¬¬’

-   Maldito bebé siniestro, si no lo haces tú, llegaré solo – dijo acercando sus manos a su propio miembro, pero fue detenido por las manos de Kyu, que limitó sus movimientos con un fuerte agarre – Kyu ¡Suéltame!

-   No permitiré que hagas eso, conejito…

-   Te odio T_T Feo Kyu – Sungmin comenzaba a sentir dolor en su miembro debido a la excitación y el no poder aliviarse – por favor, Kyu… due..le – dijo entre sollozos, pero Kyu pensó que sólo lo chantajeaba, así que no se movió, sólo puso la punta de su miembro en la entrada de Sungmin, sin penetrar aún

-   No hay remedio – Pensó Sungmin y con toda su fuerza se movió hacia atrás, haciendo que el miembro de Kyu penetrara rápida y muy dolorosamente, provocando un gran gemido de dolor de parte del conejo rosa, el cual apretó las sábanas hasta que sus nudillos se blanquearon

-   ¡¿Estás loco?! – dijo Kyu molesto y preocupado por su conejito – No vuelvas a hacerlo ¡Puedes hacerte mucho daño!

-   ¡Tú me obligaste! ¡Fue tu culpa! – dijo llorando

-   Está bien, admito la culpa… pero no lo hagas de nuevo ¿Sí? – dijo con dulzura moviéndose lentamente, a lo que Sungmin asintió – Te amo

-   Y yo a ti, Kyu… - se besaron una vez más mientras Kyu aumentaba las embestidas

-   Lam….mento haber….te celado – alcanzó a decir entre gemidos

-   No imp…p…porta…bebé…aahh..

*************************-*************************-****************************-*****************

-   Así que mañana llegan tus hermanos… - dijo Siwon

-   … - Heechul asintió. Ambos estaban en la habitación de Siwon. En la cama. Rella entre las piernas de Siwon y éste recostado del espaldar de la cama

-   Estoy algo nervioso >///< ¿Y si no les agrado?

-   Ellos son muy amigables, aunque Hangeng es algo tímido y Kibum es el más serio de todos, pero no te preocupes, les caerás bien – escribió con una sonrisa y volteó a verlo

-   Gracias – dijo Siwon dándole un corto beso – Rella… ¿aún no…me dirás tu… tu… nombre?

-   Lo siento – escribió negando con la cabeza – no estoy listo

-   ¿Listo? Haha mi amor, debes practicar tu escritura – dijo tachando la “o” y poniendo “Lista”. Heechul sonrió con un nudo en la garganta, casi se había delatado a sí mismo

-   Rella, ¿te gustaría que… nos casáramos? – Heechul quedó en Shock – yo quiero casarme contigo… pediré tu mano y luego iremos a mi castillo para presentarte a mi padre ¿Qué dices?

-   Yo también quiero casarme contigo – escribió con el corazón herido por el veneno de la culpa

*********************-***************************-*****************************-******************

Leeteuk caminaba dando vueltas por la habitación, impacientando a Kangin, que estaba en su escritorio tratando de concentrarse en los documentos que debía firmar. Trataba de leerlos pero Leeteuk lo desesperaba caminando de un lado a otro.

-   Mi amor, vas a abrirle un agujero al piso si continúas

-   ¿eh? – Leeteuk se detuvo y suspiró – Lo sé, koalita pero es que estoy muy emocionado y ansioso, mañana llegan mis pollitos…

-   El piso no tiene la culpa, cariño – Kangin abrazó a Teukie por la espalda, rodeándolo con sus bien formados brazos

-   No puedo evitarlo, ya quiero verlos… Aún no sé cómo mi pececito cachetón pudo dejarme, él siempre ha sido muy apegado a mí… además, la ultima carta que me envió decía que me iba a mostrar a su anchoa o algo así, creo que se volvió loco de tanto comer…

-   O quizás le pegaste eso de ponerle sobrenombres a todos…

-   ¿Qué tiene de malo? ò.ó es de cariño pero… entonces… su “anchoa” es…

-   Su pareja

-   ¿Tú crees?

-   Sí

-   ¿Crees que sea una chica?

-   No lo sé… hasta ahora nadie de nuestra familia se ha enamorado de una chica u.u

-   Bummie y mi pandita chino aún tienen oportunidad…

-   Pues espero porque ¡Quiero nietos!

-   Yo también ^^ aunque… - Teukie cambió su sonrisa por una cara de suma tristeza – me pregunto si Wookie habrá cambiado de opinión sobre su felicidad después de lo que pasó

-   Me preocupa, Heechul es mayor que él pero por culpa de ese suceso se volvió la “Princesa Kim”… No sé de qué modo lo habrá llevado Ryeowook

-   Espero que Han haya podido convencerlo…

-   También yo…

***********************-***************************-*************************-********************

Al día siguiente, todos almorzaban en un gran mesón lleno de distintos manjares. Todos disfrutaban de su delicioso almuerzo cuando una criada avisó la llegada de los príncipes. Teukie casi se atraganta antes de salir corriendo a recibirlos, seguido por todos menos Heechul. Los chicos no lo habían visto como chica, podía arruinarse su mentira cuando lo vieran, pero Siwon lo jaló tan fuerte que no pudo detenerlo. Estaba muy emocionado por pedir la mano de Rella ante todos.

-   ¡¡Bambummie!! ¡¡Pandita!! ¡¡Cerecita!! ¡¡PECECITOOOOO!! ¡¡Waaaa Koalitaaa miraloooos!! ¡¡Mis pollueloooooooooooos!! – gritaba Teukie abalanzándosele a su pollitos

-   ¡¡Omma!! - dijo Donghae – ¡Omma, te extrañé!

-   Hola a todos – dijo Han – yo soy

-   ¿Pandita? – bromeó Kyu

-   Hehe… eee me llamo Hangeng pero pueden decirme Han

-   Hijos míos, cómo los extrañé – dijo Kangin abrazándolos a punto de llorar

-   ¿Quién es él? – preguntó Leeteuk al notar la presencia de otro chico

-   Ah.. él es—

-   Omma ¿Por qué Heechul hyung está vestido de chica? – preguntó Wookie

-   ¿Qué? – dijo Siwon un poco confundido

-   ¿Heechul? – dijo Wook quitándole la peluca antes de que Heechul pudiera hacerle señas de que se callara, dejando ver su cabello negro

-   … - Siwon se quedó viéndolo atónito, tratando de ordenar su mente y comprender lo que pasaba, pero no encontraba ninguna explicación coherente, ¡¿Qué demonios estaba pasando?!

-   Siwon yo… p-puedo explicarlo – dijo Heechul dejando por fin que éste conociera su voz

-   ¿Eres un… hombre? Todo este tiempo… ¡¿Me has estado engañando?! ¡¿Todos ustedes me han estado viendo la cara?!

-   Siwon cálmate, por favor – dijo Leeteuk

-   ¡¿Que me calme?! ¡¿QUE ME CALME?! ¡¡TODO ESTE TIEMPO HE ESTADO ENAMORADO DE UNA MENTIRA!! ¿Cómo pudieron? ¡¿QUÉ LES HE HECHO YO PARA QUE ME HICIERAN ESTO?! ¡Tú! ¿Por qué? ¡¿Dime POR QUÉ LO HICISTE?!

-   Siwon… - Heechul no sabía qué decir

-   No, no respondas… no quiero escucharte ¡Kyuhyun! ¡Empaca tus cosas! ¡Nos largamos de este lugar!

-   ¿Qué? Pero hermano – Kyu comprendió cómo se sentía Siwon en ese momento – sí, hermano, como tú digas…

-   Siwon por favor, no te vayas, yo te am-- - intentó decir Heechul

-   ¡Cállate! ¡No quiero oírte! Mi padre… Mi padre sabía esto y aún así…

-   No Siwon, él no sabe… - dijo Leeteuk

-   Voy a empacar – sin más Siwon se fue corriendo, sin ser capaz de contener las lágrimas, sintiendo que moriría de dolor. Sólo fue a su habitación y se lanzó en la cama abrazando su almohada – Kim Heechul… - susurró antes de ahogarse en un mar de dolor y lágrimas