Capítulo 21

El llanto de Kyuhyun cesó y relajó el puño con el que se había sujetado de la camisa de Teukie. Ya no lloraba pero no quiso separarse, de alguna manera Teuk se sentía como una madre y él se sentía en ese momento como un verdadero bebé, después de todo, ese apodo no era tan erróneo.

-   Bien, ahora cuéntame, cariño… ¿Qué pasó con el conejo?

-   Yo… lo eché del castillo… - dijo sin poder evitar derramar lágrimas de nuevo al recordar

-   Y ¿Por qué lo hiciste? – preguntó tranquilo

-   Porque soy un tonto… Omma, - dijo algo extrañado por aquella palabra que salió de su boca – por favor, no me odies también…

-   Ay, bebé… El amor nos hace cometer tonterías, eso no es un pecado, por supuesto que no te odio… - Teukie lo tomó suavemente de los cachetes e hizo que levantara la mirada – no voy a juzgarte

-   Gracias, hyung… tú eres el único que me entiende…

-   Es porque yo he vivido muchas experiencias y sé por lo que estás pasando, sin embargo, Yesung sólo acaba de iniciar su primera  relación, por lo que le cuesta entenderte, pero, él te quiere, bebé, créeme…

-   Solía quererme pero, ahora me odia por ser un idiota…

-   A ver, - dijo Teukie – ven aquí – dijo palmeando su regazo para que Kyu se sentara en él y lo abrazó – te contaré una historia… Cuando Kangin y yo éramos novios, antes de casarnos y tener hijos, vivíamos en el castillo, ya que el rey en ese entonces nos apreciaba y quería como sus hijos, por lo que nos dejaba viajar por el mundo, conociendo pueblos y personas… Youngwoon y yo siempre fuimos muy unidos pero, un día, en uno de nuestros viajes conocimos a un chico, su nombre era Jung Yunho, era realmente un chico genial y no pasó mucho tiempo para que nos hiciéramos buenos amigos… Sin embargo, Youngwoon comenzó a trabajar para el rey y nos distanciamos poco a poco, él nunca estaba ahí… En mi cumpleaños y días especiales siempre faltaba y el único que estaba conmigo, apoyándome, era Yunho… Lloré mucho por él, lo extrañaba… Eso me llevó a cometer un gran error… Yo… bueno, una noche… me acosté con Yunho… No pude resistir la tentasión, estaba muy necesitado y Youngwoon no me había tocado en meses… Claro, no fue lo mismo pero…

-   Hyung… ¿Kangin hyung se enteró?

-   Sí… esa misma mañana justamente, Youngwoon entró a mi habitación y nos vio en la cama sin ropa… Hacía un tiempo que no entraba a mi habitación pero, esa mañana lo hizo…

-   ¡Hyung! Y ¡¿Qué hizo?! 

-   Bueno, naturalmente se enfureció. Golpeó a Yunho e incluso, me golpeó a mí.

-   ¡¿En serio?!

-   Sí… Después de eso me distancié un tiempo para que se relajara y luego intenté disculparme de mil maneras posibles…

-   Y ¿Cómo hiciste para que te perdonara?

-   Bueno, eso te lo contaré después, mi amor… Lo que intento decir es que mira lo que yo hice y aún así mi koalita y yo somos felices ahora, porque nos amamos.

-   Hyung… te quiero… eres como un omma… - dijo abrazándolo

-   Yo  también te quiero, bebé…

De pronto, se abrió la puerta de la habitación y entraron Yesung y Kangin…

-   Jungsoo, al fin de encuentro

-   ¿Qué sucede, Youngwoon?

-   Sucede que el médico tiene que hacerte una revisión de rutina… - dijo Kangin señalando disimuladamente su vientre

-   ¡No! ¡Yo no quiero que me revisen!

-   ¿Cómo que no?

-   No dejaré que nadie me toque U.U Ese médico puede ser un violador, ¡Quiero a mi doctor!

-   Jungsoo, no digas tonterías y ven

-   Hyung – dijo Yesung – no te preocupes, es muy buen médico

-   ¡Me niego!

-   ¡Pues vas a ir por las buenas o por las malas! – dijo Kangin

-   ¡¿Cómo es posible que mi esposo me entrege a cualquier hombre?! ¡¿ES QUE YA NO ME AMAS?! :’(

-   No digas cosas sin sentido… - dijo Kangin quitando a Kyu de las piernas de Teukie y cargando a Jungsoo para sacarlo de la habitación mientras éste se resistía

-   ¡No! ¡Youngwoon, suéltame! ¡NO! – decía forcejando - ¡No dejen que me lleve CON EL VIOLADOR! – él era mayor que Kangin pero era menos fuerte, así que se le ocurrió una idea - ¡Ahh! ¡Kangin, me duele! ¡Ahhh! – y puso sus manos en su brazo simulando un dolor que no sentía

-   ¡Hyung, lo siento, soy un tonto! ¿Te hice daño?– dijo un asustado y a punto de llorar Kangin

-   ¡¿Por qué no puedes tratarme con cariño?!

-   Lo siento, hyung, perdóname… Le diré al doctor que venga

-   No, estoy bien… Sólo necesito recostarme

-   Pero, hyung…

-   Dije que ningún doctor me va a revisar y punto, Youngwoon, no voy a discutir

-   Hyung, no seas tan cruel con Kangin hyung, él se preocupa por ti… - dijo Yesung

-   Tienes razón… Soy un mal esposo :’( Kanging, ¡No me dejes!

-   Hyung, estoy aquí… - dijo Kangin

-   Koalita… ¿Ya llamaste al doctor?

-   Pero, tú dijiste…

-   Dile que venga

-   Está bien… Jungsoo, extraño cuando eras normal…

-   Hahahahahahaha ¡Qué gracioso eres, koalita! ¡Por eso te amo!

Kangin salió de la habitación en busca del doctor y Teukie se recostó en la cama de Kyu, pidiéndoles a los hermanos que se acostaran uno en cada lado suyo.

Los tres hablaron y Teukie logró que Yesung y Kyuhyun se reconciliaran, aunque tuvieron que detenerse cuando llegó el doctor. Una vez revisaron a Teukie, los tres volvieron a su charla. Al rato, Kangin fue a ver cómo se encontraba Teuk y los encontró a los tres abrazándose entre lágrimas.

-   ¿Ya están todos bien? – preguntó con una sonrisa, de alguna manera se enteró del conflicto entre el par de príncipes, probablemente Yesung se lo había contado de camino a la habitación de Kyu

-   Únetenos, mi amor… - dijo Teukie. Kangin se unió al abrazo. Parecían una familia feliz – Oye, koalita…

-   Dime, mi ángel…

-   ¿No podemos adoparlos?

-   Hahaha, ellos tienen un padre, angelito… Además, ¡Ya tenemos cinco hijos! – exclamó un tanto divertido con la pregunta de Teuk

-   ¿Y qué? Siempre hay espacio para más u.u

-   Igual… no son huérfanos…

-   Hyungs, pueden ser nuestros segundos padres ^^ - dijo Yeye

¡Sí! :D – Exclamó Teukie emocionado – Lo seremos ^^