Capítulo 13

Esa mañana todos desayunaron en el mismo momento con el rey en un gran mesón una deliciosa comida. Todos estaban sentados cuando de repente entró un chico con cara de bebé, cachetón, muy tierno vestido como príncipe y se acercó al rey.

-   Oh, Yesunnie es hora de comer, siéntate – dijo amablemente el rey, como si realmente hablara con un niño – Les presento a Yesung, mi hijo. Es mayor que Kyu y menor que Siwon. Vivía en un orfanato y decidí adoptarlo. A pesar de su edad, no es capaz de cuidarse solo aún

-   Appa, ¿Me puedo sentar con el chico lindo? ¿Sí? ¿Puedo?

-   ¿De quién hablas?

-   Ese chico lindo que está ahí, ¡Appa! ¿No lo ves? – señaló a Wook, quien se sonrojó ante la mirada del chico

-   Ahh, se llama Kim Ryeowook. Está bien, siéntate a su lado pero sé amable

-   Sí, appa... - Yesung fue a sentarse al lado de Wookie – hola Ryeowookie qué lindo eres, me gustas ^^

-   ¿Q-qué?

-   Yesung – dijo Siwon – no puedes declararte a alguien que no conoces...

-   ¿Por qué no?

-   Pues porque... bueno... sólo conócelo primero y luego dices si te gusta

-   Está bien... Ryeowook ¿Me das de tus frutas? – dijo señalando la ensalada de frutas frente a Wook

-   E-ehh... - Ryeowook no sabía qué decir, estaba muy nervioso con Yesung actuando tan interesado en él, sin olvidar que era realmente tierno

-   Hyung, hay mucha ensalada de frutas ¿Por qué tienes que quitarle la suya? – dijo Kyu

-   ¡Pero yo quiero la de Wookie!

-   Ahí tienes la tuya, no seas malcriado – dijo Kyu enojado

-   ¡Appa! ¡Mira Kyu, me está molestando! ¡Está celoso porque Sungmin no es tan lindo como mi Wookie! – dijo lloriqueando

-   ¡¿Q-qué?! – dijo Kyu casi gritando de enojo, ¡Sungmin era el más lindo de todo el reino!

-   Yesung, por favor, ¿Qué van a decir nuestros invitados? Hay una chica presente y aún así Kyuhyun y tú no dejan de pelear, vamos, come tranquilo tu comida para que tengamos un desayuno pacífico... - dijo el rey

-   P-pero – dijo llorando con su carita más tierna

-   Más tarde puedes comer algo con Ryeowook pero, pórtate bien ¿de acuerdo?

-   ¡Shii! ^^ - y todos comieron tranquilamente

Después del desayuno, Siwon y Kyuhyun le enseñaron el jardín a Heechul, Ryeowook, Hangeng y a Sungmin, quien no conocía el castillo debido a que antes del cumpleaños de Siwon nunca había entrado. Después de recorrer una gran parte, se sentaron a descansar. Sungmin dejó salir un suspiro.

-   ¿Por qué suspiras? - preguntó Kyu

-   Me pregunto... cómo alguien con tantas cosas terminó enamorándose de alguien como yo – respondió Min  fingiendo una sonrisa pretendiendo bromear pero con un sentimiento de inferioridad en los ojos

-   Tengo muchas razones en mente – dijo Kyu besándolo para que olvidara el tema

-   Por cierto, Kyu... siendo un príncipe, ¿Qué hacías donde yo vivo? ¿Cómo llegaste ahí?

-   Casualidad

-   ¿Casualidad?

-   Sí

-   ¿Por qué siento que mientes?

-   Hyung, no creo que sea momento de hablar de esto, ya olvídalo, es pasado. Lo importante es que estamos juntos ¿No?

-   Está bien...

-   Mocoso, ten cuidado de cómo le hablas a Sungmin – dijo Heechul – ¿Quieres ganarte unas nalgadas?

-   Yah! ¿Acaso vendes nalgadas? ¡Deja de repartirlas! – contestó Kyu

-   ¡No le hables así a tu hyung! ¿No te enseñaron a respetar?

-   ¡Oblígame a respetarte!

-   ¡Kyuhyun! – gritó Siwon - ¿Qué sucede contigo? ¿Por qué estás tan alterado?

-   Ash! Ustedes no paran de hacer preguntas, ya déjenme en paz...

-   Kyuhyun... - dijo Siwon

-   ¡Estoy bien!

-   ¡KYU! – gritó Yesung acercándose a ellos. Todos callaron – kyu, ¿Estás enojado conmigo por lo que dije de Sungmin?

-   No – dijo enojado

-   ¡Sí lo estás!

-   ¿Entonces por qué preguntas?

-   Kyu, lo siento... - dijo abrazándolo – me porté mal, perdóname, por favor... yo no quiero que Kyu esté enojado conmigo... - ahora lloraba – no lo volveré a hacer...

-   Yah! Siempre te metes conmigo y luego pides perdón, ¿Crees que con decir "lo siento" vas a arreglar tus tontos errores?

-   P-pero... yo realmente lo siento...

-   Yesung, no te preocupes, te perdonamos – dijo Sungmin sonriendo - ¿Verdad? Choi Kyuhyun – dijo con una mirada desafiante

-   Ash... de acuerdo...  pero sólo si nos llevas pastel de chocolate a nuestra habitación

-   Mmm... ¡Ok! – dijo y salió corriendo hacia la cocina

-   Bueno, vámonos

-   Kyuhyun... no lo manipules así – dijo Siwon

-   No le pedí gran cosa... sólo lo enseño a pagar por sus errores

-   No es un niño... Sé que actúa como uno, pero no lo es, Kyu

-   Pues esas son las consecuencias por actuar así

-   Mejor ve con Sungmin a lo que sea que vayan a hacer, no quiero pelear

-   De acuerdo, adiós

Kyuhyun y Sungmin se fueron y Ryeowook también fue a su habitación para dejar a Siwon y Heechul solos en el inmenso jardín.

-   Siwon, bésame – dijo Heechul-vestido-de-Rella

-   ¿Qué?

-   El sirviente de tu padre nos está viendo, seguramente va a informarle al rey sobre nosotros

-   Ah, está bien... pero finge sonreír

-   No tendré que fingir

Siwon se acercó lentamente a Rella y lo besó, causando que Rella sonriera incoscientemente al sentir esos deliciosos labios. Luego, Siwon lo ubicó entre sus piernas y entrelazaron sus manos, sonriendo y algo sonrojados. Eran realmente una hermosa pareja. El sirviente se fue pero Siwon no se apartó de Rella, ya se había acostumbrado a la cercanía con el príncipe-princesa.

************************************************************

Yesung tomó pastel de chocolate de la cocina y corrió hacia la habitación de Kyuhyun para dárselo y recibir el perdón de su hermano menor, pero corrió tan apresurado que se calló, tumbando el pastel al piso y golpeándose la cabeza con una de las decoraciones del pasillo. Comenzó a llorar del dolor como un bebé y de repente vio a Ryeowook que caminaba por ahí para llegar a su habitación.

-   ¿Y-yesung? ¿Qué ocurrió? – dijo

-   ¡WOOKIE! ¡Me duele mushoo! – dijo llorando aún más abrazándose a él - ¡Me caí y me golpeé musho!

-   ¿Dónde te duele?

-   Aquí... - dijo señalando su frente

-   Ven, vamos a mi habitación, tengo botiquines de primeros auxilios

Se tomaron de la mano y fueron a la habitación de Wookie, quien sacó un botiquín y le aplicó una pomada para el golpe y una pastilla para el dolor. Sólo así Yesung se calmó.

-   Grashias, Wookie, creí que iba a morí...  - dijo abrazándolo

-   S-sólo fue un golpe, no te preocupes. Además, me gusta curar, por eso siempre tengo botiquines en mi habitación. Tengo de todos los tamaños para cualquier emergencia

-   ¿En sherio?

-   Sí

-   Wookie... tengo sueño...

-   Es por la pastilla que te di... s-sólo duerme un rato ¿De acuerdo? – dijo ayudándolo a acostarse

-   Pero no me dejesh sholo...

-   Tranquilo, me quedaré aquí...

Yesung no pudo soportar más el sedante y cayó profundamente dormido. Ryeowook no se separó de él, le gustaba admirar esa carita cachetona mientras dormía. Aunque al rato lo venció el sueño y se quedó dormido al lado de Yesung por encima de las sábanas.